No soy muy fan de maquillarme mucho los párpados con mil sombras y brochas. La verdad es que suelo hacerme los ojos rasgados con eyeliner y listo, pero si quiero darles un toque de color, me encantan las sombras en crema en formato stick. Son productos muy cremosos y, por tanto, muy sencillos y rápidos de aplicar, y súper pigmentados. ¿Qué más puedo pedir? Los hay en todos los tonos, aunque yo siempre tiendo a escoger los más neutros… Puedes aplicar una fina capa dando un toque de color o puedes concentrarlo a ras de las pestañas para un acabado más smokey. Mis favoritos son los Long Lasting Stick Eyeshadow de Kiko. Tienen una fórmula que te permite unos segundos para difuminar sin problemas y, después, se fijan y duran todo el día… ¡o la noche! Lo que hago es aplicarlo sobre el párpado móvil, sin preocuparme mucho por que quede perfecto, y difumino enseguida con una brocha difuminadora como la #217 de Mac… ¡y listo!

Cuando quiero un color más rojizo y atrevido, me encanta el tono #37. Es un precioso granate con reflejos morados, precioso para un look más intenso y para resaltar el color verde de mis ojos (¡la verdad es que resalta cualquier color de ojos!). Para un look diario, muy natural y neutro, siempre tiro por el #05, un marrón topo con, de nuevo, reflejos moraditos… Perfecto para todos los días. Si lo que busco es un look más natural y luminoso, me encanta usar el tono #07. Es un color champán muy favorecedor que aplico, o bien sobre todo el párpado móvil, o bien como iluminador en el lagrimal. Si me apetece un look bronzy a lo Kim K, me chifla el tono #06. Deja un acabado muy bonito, que me gusta particularmente en los meses de verano, con la piel más bronceada. Por último, si busco un look más oscuro y grunge, el tono #19 es el bueno. Es el perfecto negro/gris con un reflejo azulado súper favorecedor y atrevido. Pre-cio-so.

¿Y tú? ¿Cuáles son tus sombras en stick favoritas? ¿Y cómo las sueles aplicar? Cuéntamelo en los comentarios 🙂

También te puede interesar

Deja un comentario