Después de un largo día, me encanta llegar a casa, ponerme ropa cómoda, encender mi difusor de aceites esenciales y llevar a cabo mi rutina de noche.
Difusor de Aceites Esenciales

DESMAQUILLAR

Lo primero que hago cuando llego a casa es desmaquillarme para dejar que mi piel respire y darle un chute de luminosidad. Para ello, empleo el limpiador Cucumber De-Tox Foaming Cleanser de Peter Thomas Roth que deja la piel totalmente fresca y libre de impurezas. Tiene una textura muy ligera, como una espuma, y contiene vitamina E, que ayuda a a proteger la piel contra los radicales libres.

HIDRATAR

A continuación, al menos una vez a la semana, me gusta aplicar una mascarilla hidratante, sobre todo en esta época del año. Una de mis favoritas es la Drink Up de Origins. En tan sólo 10 minutos, deja la piel hidratada y elástica.

Además, para rehidratar el contorno de ojos, aplico una pequeña cantidad de Revitalizing Supreme de Estée Lauder. Inmediatamente, rejuvenece el contorno de los ojos y aporta hidratación.

Para hidratar el cuerpo, estoy enamorada de mi bálsamo de coco que compré en Aroma-Zone. Es básicamente aceite de coco que, con el calor corporal, se funde y aporta ese boost de hidratación a la piel. Además de que huele divinamente, es un producto bio (¡bonus!) y se puede usar tanto en el cuerpo como en el cabello, como mascarilla hidratante por la noche.

Crema de manos Bioderma

Tener las manos secas y agrietadas es una sensación que no soporto. Por eso, siempre uso una crema de manos para nutrir y proteger las manos del frío. Ahora mismo estoy usando la Crème Réparatrice  Atoderm Mains de Bioderma. Es muy nutritiva y deja las manos como nuevas. Además, tiene un olor muy agradable.

Por último, no puedo irme a dormir sin aplicar una capa generosa de crema en los pies. Me gusta tener los pies suaves y bonitos, incluso en invierno. Para ello, me chifla la crema Oblepikha Foot Cream de Natura Siberica. Es una crema muy densa y untuosa, perfecta para hidratar en profundidad la piel de los pies. Contiene ingredientes naturales como la manteca de karité y está libre de parabenos. ¡Un 10!

RELAJAR

Si bien es verdad que no necesito ninguna ayuda para dormir, me encanta echar un poco de spray relajante en mi habitación/almohada, para ir frenando el ritmo y relajándome. Me gusta mucho el Relaxing Pillow Mist de L’Occitane. Es un perfume 100% natural, a base de aceites esenciales de lavanda, bergamota, mandarina y naranja, que ayuda a calmar el ambiente y propiciar el sueño.

Con todo esto, llego a la cama y… ¡caigo rendida!

También te puede interesar

Deja un comentario