Estaba buscando un nuevo perfume, uno que fuese femenino, con personalidad y con un toque sexy, que pudiera usar en ocasiones más especiales. Fue oler éste y enseguida supe que tenía que ser mío. Os estoy hablando del perfume Black Opium Eau De Parfum de Yves Saint Laurent.

En primer lugar, el packaging es simplemente espectacular, con un acabado rockero y glamouroso. Los hay de 3 formatos distintos, 30 ml, 50 ml y 90 ml, dependiendo de lo que busques. Yo fui directamente a por el de 90 ml porque me encanta y, en cuanto a precio por ml, sale más económico coger el de mayor tamaño.

En cuanto al olor, es una fragancia muy femenina con un toque energético y a la vez muy sensual. Se combinan tanto notas potentes de café y de pachulí, que se traducen en fuerza y energía, como notas más suaves y dulces de flores blancas y vainilla. Todo ello da lugar a un olor rico, seductor y con un toque juvenil que, además, posee una fijación increíble. ¡Dura todo el día!

Como siempre, te recomiendo que te pases por algún stand de la firma y que le eches un vistazo pero es simplemente DIVINO, aunque todos tenemos nuestras preferencias y sobre gustos, no hay nada escrito.

¿Te tienta?

También te puede interesar

Deja un comentario